TinselCity

Hace algún tiempo, en un momento de vanidad en que me imaginé a mi mismo como alguien que podría tener buenos consejos que dar, escribí algunos para programadores que quisieran mejorar. No me desdigo. Sigo pensando que, aunque nada especiales, son consejos razonablemente… razonables. Tener principios, aprender el coste y el valor de las cosas, bla bla bla. En fin… nada nuevo. Típico de un tipo “de mediana edad” xD

Mentorizando - Parte II

Sin embargo, pensando ahora en algunas cosas me he dado cuenta de que estos consejos… ¿cómo decirlo? Bueno, siguen muy directamente lo que declara el título; son consejos para “mejorar como programador”. Y hoy lo que me ha venido a la cabeza es lo corto que esto se queda como consejo para alguien que empieza su carrera o que lleva apenas unos años en ella.

En buena parte lo que sigue va a estar muy influenciado por mi situación personal actual, así que es muy probable que termine reflejando cierto sentimiento pesimista. Lo siento xD Pero en fin, en fin, también está influenciado por ese ánimo de dejar algo cuando me vaya xD O como siempre, por todas esas cosas que no puedo evitar ver y observar con cierta fascinación de psicólogo aficionado 1). Entre otras cosas, hace un rato he visto en LinkedIn 2) alguien que preguntaba qué aconsejaríamos a alguien que empieza, si hacerse especialista o generalista. No sé, la pregunta en sí me da igual, pero me ha llevado a pensar en eso, en consejos para alguien que empieza (o menos).

Sea por el motivo que sea, el caso es que tengo ahora mismo un par de consejos bastante claros. Y aunque ninguno tiene que ver con la parte técnica de ser programador, creo que algunos son tanto o más importantes que aquellos si te quieres plantear esta carrera. En fin, sin más preámbulo…

Consejos para programadores frescos de uno "a la brasa"

Ojo. Seguramente sean muy malos consejos xD

Sobre el futuro

Tú que empiezas o que llevas unos pocos años como programador(a), ten clara esta idea: Tu progreso está limitado. En otros campos el progreso está mucho más abierto. Como programador ten muy claro que tu progreso tiene un límite bastante marcado. Ignora esas voces “tontamente optimistas” que dicen que existen empresas que valoran la experiencia técnica, que se puede ser programador toda la vida y seguir avanzando. Sí, bien, se puede. Pero:

  • muy pocos pueden y muy pocos valoran esa experiencia.
  • se puede seguir avanzando en el aspecto técnico, pero poco más. De hecho es inevitable continuar avanzando técnicamente para no quedar desfasado, pero esto es sólo en el aspecto puramente técnico.
  • si pretendes avanzar en otros aspectos (profesionalmente, económicamente, etc) la posibilidad de hacerlo sin abandonar el lado técnico es extremadamente baja.

Así que ten claro que alrededor de los 45 (50 si consigues estirarlo un poco) o bien tendrás que estar haciendo otro tipo de trabajo o bien te encontrarás encajonado en una situación en la que ya no podrás progresar más. Y si te quedas sin trabajo a esa edad, te deseo mucha, pero mucha, suerte. Además, si has empezado tu carrera en el desarrollo con más de 30, ten en cuenta que esa fecha que pongo no se va a retrasar. Tienes menos tiempo y otros te sacan ventaja ya.

No te digo esto con ánimo de asustarte. Te lo digo para que, sabiéndolo, puedas utilizarlo a tu favor. Toma decisiones que tengan en cuenta esta situación. Si, por ejemplo, decides especializarte en un campo y ves que ya empiezas a rondar los cuarenta, asume que de esa especialización será francamente complicado que salgas. Si lo haces teniendo 20 aún tienes tiempo para cambiar después. Según veas que la fecha se va acercando, simplemente toma tus decisiones teniendo en cuenta que pasado ese momento, cualquier cambio o transición será mucho más complicado si no te has preparado. 3)

Sobre el dinero

(Nota: No te pierdas los comentarios más abajo aclarando algunos matices sobre eso de “dinero”.)

Este es un tema complicado y seguramente otra gente tenga otras perspectivas. La mía, en general, es:

No trabajes por el dinero, pero nunca trabajes si no es por dinero.

Wow, ni una de las frases que me soltaba mi maestro de Zen sonaría tan críptica y ridícula xD Pero no, no lo es tanto. Lo que quiero decirte es que no hagas que el dinero sea tu motivo para trabajar, que no busques sacar siempre más dinero ni intentes hacer del dinero una motivación para escoger un trabajo. Muy difícilmente el dinero te podrá dar una satisfacción o una motivación suficiente.

Pero, y esto es tanto o más importante, nunca dejes de cobrar lo que mereces. No aceptes argumentos para pagarte menos de lo que mereces como que trabajar ahí “te aporta otras cosas” (así en genérico). Tampoco aceptes nunca jamás un empleo con un salario que no te convence por la promesa de que “más adelante” revisarán la situación; la enorme mayoría de veces eso no ocurrirá. Y tampoco aceptes nunca que nadie te diga que “saben que mereces más” o que “saben que puedes encontrar salarios mejores” pero que “esto es lo que hay”. Insisto, no hagas del dinero tu motivación para aceptar o dejar un trabajo, pero tampoco permitas nunca que no te paguen lo que honestamente mereces.

Esto aplica igualmente a hacer sistemáticamente horas extra no pagadas, o a hacer esfuerzos o empujones sin compensación ni aprecio, y otras situaciones similares.

Nota: Si quieres algún detalle más sobre salarios, negociaciones, subidas y similares, puedes leer algún detalle más aquí.

Sobre tu entorno y compañeros

Si hablar de salarios es un tema complicado, hablar de personas y relaciones lo es casi más.

Durante mis más de 20 años en el sector he conocido muchos tipos de personas y ambientes de trabajo. Personas he conocido desde decepcionantemente rastreras a indescriptiblemente extraordinarias. Ambientes los he vivido desde muy agradables a obsesivamente agobiantes. Hay, está claro, de todo. Como en todos sitios.

Sí puedo decirte alguna cosa:

  • Tener el apoyo, o incluso la simple compañía, de un par de buenos compañeros puede hacer un buen trabajo mucho mejor y uno malo algo más soportable.
  • Tener compañeros con los que compartir inquietudes profesionales, discusiones técnicas, formación, etc, es una de las mejores situaciones para poder tanto mejorar como programador como encontrar nuevas oportunidades. También es muy buena idea hacer alguna amistad profesional fuera del trabajo, no sé, en algún foro, grupo de discusión, etc.
  • Según vayas teniendo “una cierta edad”, es probable tu círculo de amistades (y estoy hablando de amigos, no “conocidos”) quede en un número más bien reducido. A veces, y ya que compartís bastante tiempo del día, el trabajo puede ser un buen sitio en que hacer alguna nueva amistad. No siempre es fácil, pero puede darse. Si se da, no pierdas la ocasión.
  • Cuando encuentres a alguien malo 4), reacciona como quieras, pero en mi experiencia te diré que enfrentarte a él no suele dar buen resultado en general. (A no ser que tú seas malo también, en cuyo caso no sé qué haces leyendo esto.)

Con una perspectiva más amplia, mirando no ya las relaciones con personas concretas sino contemplando más ampliamente el entorno, te añado algunas ideas:

  • Evita a toda costa ambientes que fomenten la “opresión” como forma básica de motivación. Esto toma muchas formas. Recuerdo cierta empresa de un grupo bancario en la que no estaba permitido hablar de nada que no fuera trabajo en absoluto y caían “broncas” por simples distracciones de escasos segundos. En otra, una aseguradora, no es que se diferenciara a los internos de los subcontratados, es que a estos últimos se les trataba con auténtico desprecio. He visto también alguna empresa en que la distinción no tenía una motivación tan evidente, pero existía la idea de que ciertas personas eran “de confianza” y se les dejaba hacer cualquier cosa, mientras otras eran ignoradas. En otras empresas simplemente dar opiniones que no sienten bien puede costarte caro. Hagas lo que hagas, en un ambiente así es difícil que puedas durar mucho tiempo, y si lo haces lo más probable es que termine corrompiendo tu ánimo. Por eso, simplemente evítalos.
  • Evita también, y lo pongo separado porque a veces puede pasar desapercibido, estos mismos ambientes cuando no seas tú el afectado. Es decir, si ves que hay otros sufriendo esa situación y tú no, asume que te estás beneficiando de ello. Por supuesto puedes ignorar este consejo y aprovecharte de la situación, pero si estás leyendo esto, de nuevo, me gustaría pensar que no eres ese tipo de persona.
  • En general, intenta buscar un ambiente en el que sientas que el comportamiento es, como mínimo, justo con todos. Busca un ambiente en el que notes que existen Valores y Principios. Si encuentras uno que además es agradable, cómodo, etc, estupendo, pero no olvides unos valores humanos básicos que van más allá del confort y el capricho. Y evidentemente, lleva tú también esos valores y principios siempre contigo.

Sobre tu afición

Este nuestro es un trabajo con cierta afición. Digo esto en el sentido de que muchos de nosotros hemos empezado aquí atraídos por la parte más técnica porque “nos gusta”. Algunos empiezan haciendo juegos o trasteando con hardware o de otras muchas formas parecidas. Luego llega la hora de trabajar y se deciden por esto porque es lo que les gusta. Y esto está muy bien, desde luego que sí, pero hay que tener cierta precaución. De nuevo no quiero quitar ilusiones a nadie; solo hablo de tener precaución.

¿Por qué? Bueno, más que nada porque el trabajo no es lo mismo que tu afición. ¿Se pueden hacer convivir ambas? Sí, claro. Pero hay que tener bien claro que no son lo mismo. A lo mejor terminas trabajando haciendo justo lo que te gustaba, pongamos por ejemplo videojuegos. Pero incluso siendo lo que te gusta, el hecho de que sea un trabajo, un negocio, hace que haya ciertos aspectos y restricciones que una afición no tiene. No siempre podrás tomar tú decisiones que te habría gustado poder tomar. Y las tareas “divertidas” siempre van acompañadas de otras que no lo son tanto y que es necesario hacer también. En tu afición tú tienes toda la situación bajo tu control y decisión. En un trabajo, tienes obligaciones. En un trabajo -en general-, compartirás todo esto con más gente. Habrá más cosas que valorar y más cosas que tener en cuenta.

Cómo asumas esta realidad y cómo consigas compaginar ambas cosas, determinará en buena medida la satisfacción que puedas encontrar en el desarrollo, tanto como trabajo, como como afición.

Últimas palabras

No sé muy bien cómo cerrar esto sin que o bien parezca que lo dejo a medias 5) o bien quede emotivo y sensiblero. Pero sí quiero añadir alguna última cosa…

Hagas lo que hagas y pase lo que pase, no dejes que “ser desarrollador” sea lo que eres. Ni porque te limites tú mismo a esa etiqueta, si porque dejes que otros te lo hagan.

Sé quien debes ser.

1)
no, en absoluto xD
2)
alguien debería cerrarme la cuenta de esa cosa horrible ya
3)
También es posible, ocurre a menudo, que el cambio ocurra sin que te des cuenta; conozco mucha gente que “de repente” se han encontrado que llevaban años que ya no estaban haciendo trabajo técnico. Esto para algunos es lo ideal.
4)
y sí, hay veces que “malo” es la mejor descripción; hay mucho trepa, y más de uno/a no dudará en apuñalar por la espalda a todo el que le moleste
5)
que no me parece tan mal en realidad

Discussion

Javier Neira, 2018/08/10 05:01, 2018/08/10 05:14

En general el tono pesimista se alinea bastante con la triste realidad en la que vivimos, sin embargo se me ocurren algunos matices positivos:

Sobre el futuro
Tu progreso está limitado

Bueno aqui me tirare a negar la mayor: habria que definir que es “progreso” y si es necesario progresar o no para, mmm ¿ser feliz? ¿Igual eres mas feliz si no “progresas”? Muy subjetivo en todo caso.

Si, por ejemplo, decides especializarte en un campo y ves que ya empiezas a rondar los cuarenta, asume que de esa especialización será francamente complicado que salgas

Cierto, por precisar, sera complicado ganarte la vida al mismo nivel con otra especializacion por lo que, o ten claro que estas a gusto en ella y te puedes ganar la vida con ella o no te especialices (si puedes)

Sobre el dinero

Las condiciones laborales, incluso las objetivas (que no entran en el “te aporta otras cosas”), no se reducen al dinero: tambien hay que valorar cosas como los horarios, el lugar de trabajo, etc. Todo entra en el calculo, teniendo en cuenta que necesitas un minimo para que tu y los tuyos vivan dignamente. Por lo que puedes cobrar menos de lo que tal vez vales (siempre por encima de ese minimo) si las otras condiciones compensan. Igual suena muy idealista pero si con 3000 € (¡ha!) puedo vivir mas que dignamente, ¿merece la pena pelear por 4000 y “progresar” aunque sea lo que realmente vales? ¿mereceria la pena trabajar 2 horas mas diarias o con mas estress por esos 4000?

Sobre tu afición
Pero incluso siendo lo que te gusta, el hecho de que sea un trabajo, un negocio, hace que haya ciertos aspectos y restricciones que una afición no tiene.

Tambien puedes encontrar mas disfrute en la parte de tu aficion que es trabajo: normalmente las consecuencias de como hagas tu trabajo son mas relevantes y eso hace que el trabajo bien hecho sepa mejor. No es lo mismo arreglar un bug en una hora en un programa del que dependen muchas personas que en un proyecto hobby que nadie mas que tu usa (aunque puedes encontrar una satisfaccion similar en proyectos open source que tengan cierta relevancia). El hecho de que haya restricciones en cuanto lo que puedes hacer tambien puede verse como un reto e incluso que haya algunas tareas repetitivas puede ser positivo segun como te las tomes (siempre en dosis pequeñas claro). Para los que no tienen una voluntad de hierro, esas obligaciones externas pueden ser tambien un acicate para ser constante.

más que nada porque el trabajo no es lo mismo que tu afición

No lo es, pero para mi verdareramente es un lujo que lo que haces en el trabajo y lo que te gusta hacer en tu tiempo libre comparta al menos la parte “objetiva”, o sea, programar.

Kevin Flynn, 2018/08/10 08:38

Me gusta tanto tener tu comentario, y más aún tener un contraste más optimista que el mío original, que no voy a comentar nada más. Lo voy a dejar aquí. O casi. Porque sí hay dos matices que quería aclarar, sin contradecir ni nada, solo por aclarar mis palabras.

Lo primero es tan solo aclarar que he intentado (con dudoso éxito, lo sé) mantenerme dentro de los aspectos profesionales. Personales, sí, pero dentro de la carrera profesional. Por eso mismo no he querido intencionadamente introducir temas como la búsqueda de la felicidad u otros. Sin duda son temas muy importantes (seguramente más que los míos), pero quería limitar un poco el alcance de mis ideas para no perderme. En otras ocasiones ya he hablado de esas cosas :)

Y lo segundo es solo aclarar que sé que es una torpeza decir “dinero” así, sin más. Seguramente debería haber sido más explícito, pero sí, admito que cuando decía “dinero” me quería referir al “conjunto de compensaciones y condiciones del empleo”. Así que, por supuesto, por favor, cuando leáis ahí arriba “dinero” o “salario” no penséis sólo en este sino en todo el paquete de compensaciones (salario, beneficios, pagos en especie, lo que sea) y condiciones (horarios, flexibilidad, proximidad, todo lo que se os ocurra) completo.

Enter your comment. Wiki syntax is allowed: