Nonsense

Cómo cuesta a veces aceptar las cosas de buen grado. Y sin embargo, ah, qué necesario es hacerlo.

Es fácil a veces dejarse llevar por la desazón y la tristeza. Y difícil interiorizar en toda su magnitud algunas realidades desagradables. Estos últimos días los he pasado reflexionando un poco sobre los 8 meses que llevo ya sin trabajo y que el motivo, en gran medida, está en mí.

No me arrepiento. Las opciones que he rechazado o he dejado pasar hasta ahora, creo que he hecho bien en dejarlas pasar. Pero tengo que aceptar también que esperaba de una forma demasiado ingenua, o quizá incluso poco honesta conmigo mismo, que este tiempo de alguna forma iba a darme algún tipo de nuevas ganas o algún descanso con el que poder volver a meterme en la misma rueda en la que estaba. Era, evidentemente, absurdo pensar esto y este tiempo solo ha servido para quitarme más ganas. No, eso no es correcto. “Solo” no. También ha servido para otras cosas. Por ejemplo para comprender que mi rechazo no es realmente hacia la industria del desarrollo de software, sino hacia esa “comunidad de desarrolladores” -que no son todos, no- artificial y teatral, autocongratulatoria y ególatra.

Más aún, también me ha servido para confirmar que creo que, bueno o no tanto, tengo un cierto criterio propio en lo que se refiere a programar. Y no todo el mundo tiene uno. Y esto creo que es algo interesante. Y en ciertas ocasiones y en ciertos aspectos no será el criterio más seguido o más popular, pero eso no es importante. O lo es poco.

No puedo decir que haya recuperado todas las ganas por programar como tal (al margen del trabajo), pero… sí, creo que por lo menos sí he recuperado algunas ganas. Y esto es bueno.

He estado leyendo, un poco solo, pero por lo menos un poco, algunos textos antiguos -y no tanto-. Esto también me ha ayudado; seguiré con estas lecturas. Quizá esto haga que, en adelante, lo que yo escriba aquí tenga un cierto cambio. Siempre ha sido una escritura personal, principalmente para mi mismo, pero creo que ahora lo será en mayor medida. Reflexiones, reflejos de mi mismo. Seguramente perderá mucho (¿todo?) el interés para otros posibles lectores que podían estar interesados antes: Solo puedo deciros que lo siento, pero, en el fondo, nunca he dicho o escrito nada demasiado interesante. Alegraos de que, ahora, con ese tiempo adicional, podréis leer cosas mejores en otros sitios :)

En fin, ahora tengo que descartar algunos proyectos que empecé tontamente, sabiendo que no iban a llegar a ningún sitio, y centrarme en otros que sí me interesan más. En concreto 2.